VENTA DE LEÑA PARA CHIMENEAS ¿COMO SE VENDE? ¿ DONDE COMPRAR LEÑA?

Venta de leña de encina. “ El baile de precios”

 

 

Ya sea leña de encina, de roble, de olivo, la adquisición de leña para calentar nuestro hogar es en ocasiones puede resultar una difícil tarea.

Buscar un distribuidor de leña en las grandes ciudades ya no es tarea fácil, es un duro trabajo en el que encontrar operarios para su descarga, dejarla secar en grandes espacios al aire libre y finalmente entregar en el hogar del particular, conlleva una serie de gastos que el cliente final no sabe apreciar y que muchos almacenistas se desesperan por las continuas quejas de sus clientes en cuanto al precio. Si a esto añadimos que en España aun estamos anticuados en los procesos de tala y distribución de leña, nos encontramos con un sector que dista mucho de estar profesionalizado.

 

 

Mientras en otros países la producción de leña para uso en el hogar, su corte final y envasado se realizan con maquinaria de última generación en nuestra España, continuamos a golpe de motosierra y entregando a ritmo de espuerta.

Pero la realidad es que el sector tiene que profesionalizarse, tiene que luchar contra los piratas no profesionales que mezclan frutales con leña de encina, con el fin de ofertar un precio menor. Otros venden a ojimetro, “tecnica de medir la leña a ojo” otros venden la leña verde, rompiendo la cadena de secado y unos cuantos luchamos con el cliente final que no entiende por que puede haber una amplia diferencia entre el almacenista serio y el pirata de turno.

Muchas son las armas que estos piratas de la biomasa emplean para abaratar sus precios de venta al público, pero la triste realidad es que nadie da duros a pesetas.

 

 

La leña es una materia viva que pierde peso en su proceso de secado y es algo que el cliente final debe de conocer, el almacenista que vende leña de calidad, deja secar la leña al menos durante 9 meses, tiempo en el cual tiene un stock parado.

Lo mejor y más acertado es comprar por kilos o metros cuadrados, comprar en un almacenista que lleva años en el sector, prueba evidente de su profesionalidad.

 

 

Comprar en los meses de septiembre, octubre y noviembre, antes que llegue el duro invierno y apilar en un sitio al resguardo.

 

Una leña curada, que lleva seca más de 9 meses, no pasa nada por que le caigan unas gotas o incluso que se empape, a los pocos días estará en óptimas condiciones para su encendido. Poner a cubierto miles de toneladas es tarea difícil para muchos almacenistas de leña y cuando llegan las lluvias se mojan en los almacenes, pero no es por que se quiera engañar al cliente ofertando leña mojada, es por abaratar costos y que no incidan en el precio final de venta.

Mantener a cubierto toneladas de leña es tremendamente costoso, la solución pasa por ser previsores y compra la leña antes de las lluvias.

 

Los precios finales de la leña pueden variar por diferentes motivos y en función del servicio que deseemos y la zona de adquisición.

 

No es lo mismo comprar leña de encina en Badajoz, donde se producen miles de kilos de leña de encina, que comprar leña de encina en Barcelona capital.

 

 

No es lo mismo comprar leña en un pueblo que en una gran ciudad, eso es evidente, puesto que en muchas de las ocasiones, la persona que nos vende la leña en los ámbitos rurales, ni paga impuestos por esa actividad, ni deja secar la leña como es debido y en el cien por cien de los casos, nosotros mismos debemos de colocar la leña en nuestro hogar.

 

Si deseamos que nos coloquen la leña, proceso trabajoso que en muchas de las ocasiones no esta pagado, el precio final será mayor que si compramos leña y nos la basculan en la puerta de nuestro hogar.

 

La cantidad también influye en el precio, no es lo mismo comprar 2000 kilos que adquirir 500, el precio baja si la compra es mayor. Los costes actuales de gasoil y tiempos de desplazamientos son detalles a tener en cuenta, que en muchas ocasiones se deberán de tener en cuenta.

 

 

Lo ideal para abaratar costes es:

 

Ser previsores y comprar antes de las lluvias.

Adquirir la leña a almacenista con una debida reputación.

Almacenar en un sitio de fácil acceso y cercano a nuestra chimenea.

Cobijar la leña, pero con respiraderos, para que continué el proceso de secado.

Prever el gasto anual de leña, para abaratar costes de desplazamientos.

Comprar leña seca con unos 9 meses de proceso de secado.

Comprar leña de maderas duras, no frutales Contra más dura sea la leña menos gastaremos

 

El precio que esta rondando en Madrid, con desplazamiento, descarga y colocación de la leña en condiciones normales* ronda para una tonelada los 180 euros leña de encina, cortada para insert o chimenea.

 

Si encendemos nuestra chimenas en determinadas ocasiones como navidad y fechas señaladas, lo ideal es adquir leña en sacos. El precio de estos sacos es superior pero nos evitaremos acopiar leña en casa y realmente compensa.

 

*Condiciones normales es una planta baja y condiciones adversas es un 5º sin ascensor.

 

si deseas más inforamciaón sobre leña, o encontrar un distribuidor en España, visita:

 

www.fuegoterapia.com y www.lacarboneria.es

 

O LLAMANOS AL 630 77 29 94

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: